viernes, 30 de marzo de 2018

Oración sacerdotal de Jueves Santo

Oración de un sacerdote, inspirada en la homilía del Papa Francisco en la misa crismal de 2018 en Roma:

Señor,te agradezco inmensamente el regalo de ser sacerdote, ungido y enviado por la fuerza del Espíritu.

Siento el impulso de tu Espíritu que me acompaña en el camino.Tu cercanía conmigo, Señor,mostrada a lo largo de mis años es tu fidelidad conmigo.

Abre mis ojos para descubrir tus llagas, en todos los que sufren, especialmente los más pequeños,los niños. Deseo ser página viva del Evangelio,a través de mis obras , más que hablar y decir. Opto por tu Palabra, brújula orientadora de mis pasos en la senda de la vida.

Mi corazón late con fuerza por la apasionante tarea de ser evangelizador,portador de buenas noticias para los hombres y mujeres de hoy.Dame la fuerza de tu Espíritu para estar siempre en camino, para salir sin miedo a las  calles y plazas, para evangelizar a tiempo y a destiempo, porque ay de mí si no evangelizare.

Concédeme la gracia,sin regatear esfuerzos ni creatividad, de saber presentar tu mensaje con nuevo ardor,nuevos métodos y expresiones para que llegue al corazón de las personas que pones en mi camino,en especial los jóvenes y los llenes de alegría.

Te ruego me ayudes a ser un Pastor cercano donde la misericordia y el amor a la verdad van unidos.Un corazón de Pastor para llamar a cada persona por su nombre,que nadie quede en el anonimato.

Ayúdame a estar siempre,a ofrecerme sin reservas,para así tener una palabra para quien lo necesite, inspírame lo que he de decir y cómo he de decirlo.Una palabra para todos,sin acepción de personas,una palabra siempre abierta a todo ser humano.

Dame paciencia y tiempo para discernir, con criterio evangélico,lo más conveniente en cada momento,para mi persona y quienes pones ante mí.

Acudo confiadamente a la intercesión de tu Madre,Nuestra Señora de la Cercanía.Por ella, ayúdame en el acompañamiento espiritual de quienes acudan a mí,en el sacramento de la reconciliación y en la hermosa y nunca fácil tarea de predicar.

Si en algún momento me sintiera lejos de las personas,haz que vuelva la mirada a tu Palabra.Que nunca me falte con nadie la cercanía y ternura del Pastor.

Acrecienta en mí el compromiso por vivir la fraternidad sacerdotal, especialmente los hermanos sacerdotes de mi Diócesis.La mediación de María,la Madre, nos ilumine desde las distintas opiniones y sensibilidades. Así podremos  saber emplear el tono adecuado para ayudar a nuestro pueblo a descubrir la cercanía y ternura de Dios,para acercar sus vidas a Jesús.Amén.

Julio Roldán
Sacerdote
Jueves santo 29 marzo 2018

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.
Un saludo.
Julio Roldán