domingo, 7 de junio de 2020

Un Corpus diferente




Tengo dos noticias que darte.
Una menos buena y otra mucho mejor.



Comienzo con la menos buena. Como seguramente ya sabes, en estas circunstancias especiales de pandemia del Coronavirus, este año no hay procesión del Corpus. Primera vez en nuestra vida. Sin embargo , no se trata de vivir en la queja y lamento, sino poder ofrecer algo que merezca la pena.


Por eso la segunda noticia es mucho mejor. Se trata de vivir un Corpus diferente. Este año, Jesús Eucaristía no procesiona por nuestras calles, pero quiere procesionar en tu corazón que es aún mucho más importante. En este sentido, te hago una interesante propuesta. Te va a gustar y seguramente vas a responder con buena disposición. Siguiendo las sugerencias de nuestro obispo Francisco: "En la Solemnidad del Corpus ... se podría hacer un buen rato de Exposición del Santísimo." Creo puede ser un gesto muy oportuno y adecuado.

Por tanto, apunta esto: la Capilla de Adoración eucarística en la Ermita de San Blas expondrá el Santísimo el domingo del Corpus, 14 de junio, desde las 6 de la tarde para concluir a las 8 de la tarde con la celebración de la Eucaristía en la parroquia de Santo Domingo.
 

Comenzaremos en la Ermita de San Blas, con la exposición del Santísimo, continuaremos con el rezo de vísperas, para lo cual es importante llevar breviario o tu dispositivo móvil con la aplicación Eprex. Terminadas las vísperas, habrá oración personal en silencio para concluir con la bendición y reserva. A las 8 de la tarde, será la Eucaristía en la parroquia de Santo Domingo, al lado mismo de San Blas.

Recuerda, el domingo 14 de junio, solemnidad del Corpus, expondremos el Santísimo a las 6 de la tarde en la Capilla de Adoración eucarística en la Ermita de San Blas. Rezaremos vísperas, tendremos silencio para la oración personal, tendremos la bendición y reserva para concluir con la Eucaristía a las 8 de la tarde en la Parroquia de Santo Domingo.

Jesús Eucaristía te espera el domingo del Corpus, domingo 14 de junio a las 6 de la tarde en  la Capilla de Adoración eucarística en la Ermita de San Blas.

Unidos más que nunca en Jesús Eucaristía,
construyendo comunidad con Él y por Él,
un abrazo fraterno



Julio Roldán
Sacerdote Rector
Capilla de Adoración eucarística
Ermita de San Blas
Plaza de Santo Domingo
Las Palmas de Gran Canaria
8 junio 2020
 
capilladeadoracion.com

sábado, 23 de mayo de 2020

Avisos importantes - Lee atentamente



AVISOS IMPORTANTES - LEE ATENTAMENTE
Te invito a leer con atención los siguientes avisos, muy importantes todos ellos en la reapertura de la Capilla de Adoración eucarística que se abre de nuevo este lunes 25 de mayo a las 7 de la mañana con la celebración de la eucaristía .

Alegría y agradecimiento a Dios en este momento especial para todos. Vivido todo ello desde la comunión eclesial. Capilla desinfectada y con todas las normas de seguridad requeridas.
Son cuatro puntos.

1. - Avisos importantes funcionamiento

Puntualidad misa, lunes a viernes
laborables a las 7 mañana.
Obligatorio mascarilla.
Llevar cada uno gel hidroalcohólico.
Sentarse donde hay pegatina amarilla.
Todo debidamente indicado.
Seguir indicaciones del voluntariado de la Capilla, van debidamente acreditados.
Lunes, martes, miércoles misa por los difuntos de la pandemia actual.
Cierre 9 noche, a esa hora diariamente se hará la desinfección del templo con las personas que estén en ese momento . Si hay horas sin nadie, permanece abierta la Capilla pero con la verja interior cerrada para favorecer la oración personal. El horario es provisional y es revisable en función de la respuesta.

2.- Confesiones y acompañamiento personal

Sobre la posibilidad de confesión o acompañamiento espiritual, es obligatorio mascarilla. Esta semana estaré disponible martes 26 y jueves 27 de mayo de 7 a 9 de la tarde. Preferible concretar personalmente.


3.- Información para sostenimiento económico
Algunas personas se han interesado por la situación económica de la Capilla, pues con dos meses de cierre no ha habido donativos. En este sentido, me piden el número de cuenta para hacer un ingreso y apoyar la recuperación y mantenimiento de la Capilla. No es mi intención escribir este mensaje para difundir el número de cuenta. Sí lo encontrarán junto a las huchas y en la web capilladeadoracion.com


4.- Campaña nuevos adoradores

Finalmente,anunciar que este lunes 25 de mayo,en el contexto de la reapertura de la Capilla lanzamos una campaña para nuevos adoradores. También es la semana previa de Pentecostés,con lo cual confiamos al Espíritu Santo los frutos de esta difusión. El material estará el lunes en la web capilladeadoracion.com y se difundirá por móvil y redes sociales. Animo a que entre todos lo difundamos e invitemos a adultos y especialmente jóvenes.

Toda esta información y más en capilladeadoracion.com.

Por favor,te agradezco vuelvas a leer todo con atención, son avisos por tu bien y el de todos.
Difunde este mensaje. Gracias.

Un abrazo fraterno, siempre a tu disposición, unidos en Jesús Eucaristía

Julio Roldán
Sacerdote Rector
Capilla de Adoración eucarística
Ermita de San Blas
Plaza de Santo Domingo
Las Palmas de Gran Canaria
23 mayo 2020
capilladeadoracion.com

domingo, 17 de mayo de 2020

Primera Eucaristía con fieles tras dos meses




Parroquia de Santo Domingo, sábado 16 de mayo a las 6 de la tarde. Mi primera eucaristía con fieles, después de dos meses. Impresiones y sentimientos plasmados a continuación en estas líneas.

Por una parte, la alegría de poder celebrar públicamente. Me importa poco el número de personas con quienes me voy a encontrar. Lo fundamental es que ya hay fieles. Por otro lado, cierta inquietud por cumplir bien las normas con el fin de crear confianza en todos. Prevalece en mí sobre todo la alegría.

Llegado al templo, paso por el sagrario. Me detengo unos minutos. Instante de gran emoción. Ya revestido, antes de empezar, yo con mascarilla y guantes doy la bienvenida a cuantos llegan. Más o menos sé quiénes son, aunque no siempre puedo identificar quiénes son todos los asistentes. La mascarilla parece ocultar parte de nuestra identidad. Ahora no es posible contemplar una sonrisa, pero por la expresión de los ojos sí puedo detectar algo del estado de ánimo. En general, buen ambiente y normalidad.

Ante unas veinte personas celebro la eucaristía, cada una en bancos distintos. Monitor y lector con mascarilla en la celebración. El evangelio y la homilía desde la sede. El gesto de la paz invitación a un gesto y mirada hacia los demás. La eucaristía celebrada normalmente, excepto la comunión con mascarilla. El empleo del gel hidroalcohólico en el lavatorio de manos, antes y después de la comunión.

Al final, despido a la gente, y agradezco su presencia, a distancia. Entiendo estas normas como provisionales. Cuando todo vuelva a la “nueva normalidad”, tendremos que cuidar la manifestación comunitaria de la eucaristía con gestos concretos, enseñar a sentarse más cerca los unos de los otros por ejemplo. La verdad, todo esto es novedoso. Habitualmente valoro mucho los gestos concretos de cercanía, fraternidad. Ahora todo es más limitado. Por encima de todo, es la celebración del misterio del amor. La flexibilidad mental, la capacidad de adaptarte a lo nuevo, eso es lo importante.

Y mirando adelante, el reto de cuidar todos que lo transitorio sea eso, provisional. Frente a la tendencia de creyentes más conservadores, yo apuesto por una Iglesia más misionera, más de vanguardia, más comunitaria. Para eso, los gestos de saber sentarnos donde está la mayoría, el ser expresivos para darnos la paz, son parte de eso. E incluso, algo más importante, terminar de descubrir la presencia de un Dios amoroso caminando junto a nosotros en los momentos más necesarios. Nada que ver con esa creencia desafortunada de un Dios juez y castigador, o esas supuestas visiones o mensajes apocalípticos, que algunos creyentes se empeñan en difundir y que no comparto en absoluto. Con todo mi corazón, con toda mi alma y todo mi ser, pondré lo mejor de mí mismo para que cada celebración de la eucaristía sea expresión viva del amor de Dios en tu vida y en la mía, en la vida de la comunidad cristiana.