sábado, 6 de marzo de 2021

Testimonio de Ángela Oramas, adoradora, ante el inicio del postulantado como Misionera Eucarística Seglar


    Ver álbum de fotos en: Bit.ly/postulantadoangela 

(Al final de esta entrada, puedes ver la fotos de la celebración) 

    En este sábado 6 de marzo, como sacerdote recibo un gran regalo del Señor, vivido con gozo y emoción, un momento importante para la vida de la Capilla de Adoración eucarística. Una de sus adoradoras, Ángela Oramas, comienza el postulantado como Misionera Eucarística Seglar. Me uno en la Eucaristía como concelebrante.

    Sábado 6 de marzo, en las Misioneras Eucarísticas de Nazaret, en la calle García Tello 4, en Vegueta, en Las Palmas de Gran Canaria se celebra el día de la UNER ( Unión Eucarística Reparadora). Tras una hora santa, la Eucaristía, presidida por el capellán de la comunidad, Andrés Rodríguez. La Capilla, con todas las medidas de seguridad propias de este tiempo, acoge en torno al altar a las doce del mediodía, a esta gran familia eucarística, desde la Comunidad de las Religiosas Misioneras Eucarísticas de Nazaret, a los diversos grupos y realidades eclesiales. Una presencia especial de la familia de sangre de Ángela Oramas. Al final de la celebración expresa ante la Hermana Superiora este deseo de comenzar este tiempo de preparación, concluyendo con la imposición del crucifijo misionero.

    La víspera, viernes 5 de marzo, primero de mes, en la Oración al Corazón de Jesús en la Capilla de Adoración Euarística, Ángela comparte el siguiente testimonio de su proceso vocacional. No necesita palabras, lo dice todo, emociona, y lleva a la gratitud por todo lo que el Corazón eucarístico de Jesús hace en cada persona. Sigue leyendo...


        TESTIMONIO DE LA ADORADORA ÁNGELA ORAMAS 

        EN EL INICIO DE SU POSTULANTADO COMO MISIONERA EUCARÍSTICA SEGLAR

 

    Origen de esta llamada

    "Mi decisión es una respuesta una historia de amor con Jesucristo. Su creatividad para llamarme ha sido impresionante, supera mis pensamientos.

    Mi llamada comenzó cuando realicé el viaje a la canonización de San Manuel González, allá por el año 2016, aunque yo no era consciente de la figura de este gran santo que tanto ha influido en mí. Fue un encuentro casual.

    Recorrer en el año 2017 el itinerario espiritual donde vivió, acentuó más ese acontecimiento de su figura. Palomares del Río, Sevilla, Málaga, Palencia...lugares donde dejó una huella imborrable. Sus libros escritos por dicho santo, son de una sensibilidad eucarística impresionante."

    Integración en la UNER

    "Eso caló profundamente en mí y me hizo acercarme a Jesús Eucaristía presente en cada Sagrario. Me integré en la Unión Eucarística Reparadora (UNER). Su función es reparar y reconocer que abandonar a Jesús en la Eucaristía es la raíz de todos los males que padece la humanidad. No solo en el contexto religioso, sino también en el moral, ético y familiar y quiere luchar en reparar la mayor injusticia con la eucaristía abandonada los sagrarios desiertos

    En estos años, con mis luces y sombras, descubro cómo Dios se hace presente en tantos acontecimientos importantes, por muy pequeños que fueran.

    No puedo decir que en estos años pensara en consagrarme, pues ni en mis pensamientos estaba. Pero sí puedo decir, que en aquel momento nació en mí el deseo de conocer verdaderamente a Dios amarlo y servirlo a mi manera, pero lo hacía."

    Inicio del discernimiento

    "Decir que el Señor conoce el momento justo para llamar a cada persona, conmigo lo hizo. Comencé un camino de discernimiento en el cual, en la escucha de mi interior, en las señales que el Espíritu iba dejando, iba confirmando ese proyecto de vida. Lo que antes eran dudas, ahora era la certeza plena de este estilo de vida: dar el paso de pertenecer a las Misioneras Eucarísticas de Nazaret, como seglares consagrados a Dios sin vivir en comunidad. 

  Dios me llama a amarlo en medio de mi trabajo, en el mundo, siendo sal luz y fermento en la sociedad, alimentando ese amor en la Eucaristía y en el Sagrario. Apuesto por Jesús, me fío de Él, de su Palabra, de sus promesas. Le doy gratis, lo que gratis he recibido desde mi ambiente familiar, laboral y comunitario."

    Adoración en la Ermita de San Blas

   "La Ermita de San Blas ha sido uno de mis sagrarios referentes para discernir esta opción de vida. También para descubrir esta decisión personal, en el silencio de las horas de adoración y en la celebración eucarística . Ante este Sagrario, la mirada de Jesús se graba en el alma."

    Actualidad del mensaje de San Manuel González

   "Por eso solo puedo recordar con San Manuel González estas palabras conmovedoras: 

No lo dejéis abandonado, contad con el Corazón de Jesús sacramentado para todo.

Y aquellas otras palabras también resuenan en mí:

Yo no os pido ahora dinero para los niños pobres, 

ni auxilio para los enfermos, 

ni trabajo para los cesantes, ni consuelo para los afligidos. 

Yo os pido una limosna de cariño para Jesús sacramentado, 

un poco de calor para esos Sagrarios tan abandonados. 

Yo os pido, por el amor de María Inmaculada, 

Madre de ese Hijo tan despreciado y por ese Corazón tan mal correspondido.

que hagáis compañía a esos sagrarios abandonados,

que a los pies de cada Sagrario se abran nuestros ojos

para contemplar tan gran maravilla,

nuestras manos para quien necesita nuestra ayuda,

nuestros corazones para que tenga el ritmo de su palpitar, 

nuestras vidas para oír su voz,

nuestras mentes para ver su mano en todo,

nuestros labios para proclamar su Palabra, 

nuestros brazos para que no temamos extenderlo sobre la cruz 

que debemos cargar cada día para ser un auténtico discípulo 

configurando nuestra vida para parecernos cada día más a Él.”

 

 Cuento con vuestras oraciones, cuenten siempre con la mía."

 

Ángela del Cristo Oramas

Marzo de 2021

 Fotos de la celebración










2 comentarios:

  1. ¡Qué hermoso testimonio! Gracias Ángela, tu vida es un modelo precioso para todos nosotros

    g ü i d o

    ResponderEliminar
  2. Un sí al Señor Eucaristía, qué hermosa entrega ... enhorabuena!

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario.
Un saludo.
Julio Roldán