viernes, 26 de febrero de 2021

Homilía funeral mamá, Mari Tere García

 


HOMILÍA FUNERAL MAMÁ, MARI TERE GARCÍA

Parroquia Santa Clara - Zárate  - Las Palmas de Gran Canaria

Viernes 26 febrero 2021 - 8 tarde

 

Anécdota familiar

 

Una anécdota que me gustaría resaltar y recordar en esta tarde es que sobre todo en el tiempo de formación en el seminario, cuando se me acababan las vacaciones y debía de marchar de casa, la víspera de marchar siempre mi madre me decía : “Julio , Julito ¿has preparado la maleta? A lo que yo respondía: “Prácticamente”. Ella comentaba que la maleta debía estar ya preparada . A partir de ahí, ella enseñaba su moraleja, su enseñanza de que en la vida hay que ir con la maleta preparada. Así ha sido, ya se ha ido con la maleta preparada. A nosotros, sus hijos, nos ha sorprendido la rapidez de cómo ha resultado todo.

 

“Estoy de paso”

 

Cuentan que un turista visitaba una vez un poblado indígena y deseoso de sacar fotografías de cómo vivían, entró en una habitación de uno de ellos, en una casa, donde solo vio una cama, una silla y una mesa. El turista se asombró de no ver nada más allí y le pregunto al nativo de aquel lugar:”¿Sólo tiene esto?” a lo que le respondió: “Estoy de paso”. Estoy de paso y es verdad, nosotros en la vida estamos de paso y lo importante es tener la maleta preparada y caminar muy ligero de equipaje. 

 

Caminar ligero de equipaje

 

De hecho en mi vida en los últimos años lo que voy experimentando es caminar ligero de equipaje. Cuántas veces les habrá pasado a ustedes, te habrá pasado a ti que haces una maleta para viajar y cuando vuelves del viaje, la mitad de las cosas no las has usado. A mí me pasaba hace muchos años, cuando estudiaba iba con una maleta por lo menos cargada de libros, otra con ropa y otras cosas. Cuando tenía que hacer la maleta para regresar veía que ni la mitad lo había empleado. Por eso, para caminar ligero es imprescindible que reconozcamos qué es lo que necesitamos para tener la maleta preparada ir ligeros de equipaje y siempre  

 

Una iluminación desde la Palabra

 

Las lecturas elegidas para hoy nos van a ir dando ciertas respuestas.

 

¿Por qué es necesario tener la maleta preparada?

Porque porque somos ciudadanos del cielo. Lo hemos escuchado en la primera lectura. La meta en definitiva es Cristo,  San Pablo nos lo recuerda en alguna otra lectura que él vive la vida como una carrera donde la meta es Cristo.

Por lo tanto la maleta preparada, porque porque somos ciudadanos del cielo y nuestra meta está más allá de nuestra existencia terrena.

 

¿Quién nos ayuda a tener la maleta preparada?

La respuesta la tenemos en el Salmo que hemos cantado: “El Señor es mi Pastor nada me falta”. A mí realmente este salmo me sobrecoge y me asombra, muchos de ustedes ya lo saben. Los sacerdotes estamos llamados a representar a Jesús como Buen Pastor, con nuestras luces y con nuestras sombras porque ninguno somos perfectos. Lo que más me llama la atención exactamente de este salmo es cuando dice: “Aunque camine por cañadas oscuras nada temo, tu vara y tu cayado me sosiegan”.  Esa es mi experiencia actual, aunque pase por este momento de prueba de dolor, no tengo miedo porque sé que va delante el Buen pastor y yo voy caminando detrás. 

 

También me admira mucho toda la iconografía y las imágenes del Buen pastor y creo que ahí en el folleto que tienen ustedes he puesto una imagen de Jesús que acoge a un corderito en sus brazos. Yo me siento como ese cordero necesitado, débil, necesitado del amor del Señor donde sé que Él me ama como alguien único e irrepetible y con una misión por realizar.

 

Por otro lado, Jesús Buen Pastor me anima a ser prolongación de su buen corazón y donde también me fortalece para poder acoger a los que son más débiles, a los que tienen mayor necesidad en este mundo para poder sostener, para dar la mano, para abrazar, para besar, animar... Esto es lo que cantábamos en el Salmo: “El Señor es mi pastor, nada me falta

 

¿Cómo tienes la maleta preparada?

Simplemente, con las lámparas encendidas. Lo hemos escuchado en el Evangelio. Las lámparas encendidas, estar preparados porque no sabemos el día ni la hora. Precisamente a nosotros, nos ha sobrecogido la noticia en el sentido de que ciertamente yo pensaba que esto iba a ser un proceso degenerativo que llevaría más tiempo pero ella ingresa un sábado y tal día como un lunes, dos días después nos comunican el fallecimiento. Es un poco difícil de asimilar, pero desde la fe es posible. 

Mi madre se fue con la lámpara encendida, el mismo día que ingresó por la tarde recibió la unción de enfermos. Se trata de que tú y yo también alimentemos y hagamos crecer la llama de la fe. No basta con pensar que como te bautizaron y está hecho todo. Yo también como sacerdote estoy llamado a seguir alimentando la llama de la fe. No solamente para mí, sino también para alumbrar y dar luz a muchos. 

 

¿Cómo vivió todo esto mi madre de la maleta preparada?

Cito algunos algunas pautas a modo de retrato, quizá poco preciso pero lo que me viene a la mente y al corazón. 

 

- Amor de Dios, devoción al Corazón de Jesús. En mi familia, desde pequeños crecimos en ello y se nos animaba a hacer los 9 primeros viernes. Curiosamente, el día que marcha mi madre, 15 de febrero, es el día que la Iglesia celebra a San Claudio Colombiére, jesuita francés del siglo XVII, director espiritual de Santa Margarita María de Alacoque, gran difusora de la devoción al Corazón de Jesús y sus promesas.

 

- Amor a María. El rezo del Rosario siempre fue habitual en mi casa y hasta los últimos días ella lo rezaba, acompañada por mi hermana Maribel, con algunas adaptaciones para hacérselo más ágil...

 

- Amor a la Eucaristía. Mi padre y mi madre fueron adoradores eucarísticos. Resaltaría su gran fidelidad a sus turnos que nunca se veían alterados o cambiados porque yo estuviera en casa de vacaciones.Magnífico ejemplo en este sentido. Curiosamente, hoy soy Rector de la Capilla de Adoración eucarística en la Ermita de San Blas. Me emociono mientras comento esto...

 

Mis actitudes personales

 

El agradecimiento por todo lo recibido, sin más palabras.

Oportunidad de liberación, crecimiento personal, renacer espiritual.

 

Mi oración por mi familia

 

Un recuerdo por mi hermana Maribel, vive en Palencia, ella se queda sola tras dar lo mejor de sí misma por mi padre, fallecido hace cinco años y ahora por mi madre.

Un recuerdo por mi hermana Tere y mi sobrina Sofía, que no pudieron venir desde Estados Unidos y a las que hice partícipe de lo que pude con vídeos y fotos.

Mi oración por toda esta familia aquí presente. En Canarias no tengo ningún familiar directo por vinculación de sangre, pero sí puedo decir que mi gran familia está aquí en Canarias, está aquí en esta tarde.

Algo muy importante, de lo que doy fe es que la Palabra de Dios es viva y eficaz. Recuerden aquello de: “Quien deje padre, madre, hermanos, hermanas, casa... por mí, recibirá todo eso cien veces más”. Así es, nunca me he sentido solo y estaba deseando este momento con todos los aquí presentes y cuantos no han podido venir que se unen en oración y la Eucaristía.

 

Continuamos la Eucaristía, acción de gracias a Dios por Cristo muerto y resucitado. Eucaristía en este viernes de cuaresma, día penitencial, oportunidad para la misericordia y el perdón. CuaresmaMamá se nos adelantó a celebrar la eterna Pascua junto al Señor resucitado. Nosotros la celebraremos el domigo 4 de abril, ella deseo que viva ya la Pascua eterna junto a mi padre, Julio.

 

Esta celebración, como cualquier otra no es nunca una canonización. Es una oportunidad privilegiada para poner la vida de nuestros seres queridos en manos de Dios, que Él reciba sus buenas obras y tenga misericordia de mi madre.

El Señor Jesús nos ayude a ser y vivir como ciudadanos del cielo, caminando tras las huellas del Buen Pastor y con las lámparas encendidas. Que la misericordia del Señor y la fuerza del Espíritu nos lleve a vivir con la maleta siempre preparada.

 

Julio Roldán García

Parroquia Santa Clara - Zárate  

Las Palmas de Gran Canaria

Viernes 26 febrero 2021 - 8 tarde

 

 

7 comentarios:

  1. Gracias por sentirte canario esta tierra tambien es tuya me emocino siempre cuando en todas tus Eucaristía cantas el santo de los sabandeños miles de gracias por tan grandioso regalo de la homlia de la misa de hoy ,que grato recuerdoun abrazo padre Julio

    ResponderEliminar
  2. Me llama la atención cuando dices en la homilía, como q el fallecimiento d t madre los sobrecogio; como es normal.Parece q siempre es pronto para despegar d está tierra; pero ten x seguro q tu madre está con El Padre celeste y rezando x su familia y x todos los q aquí necesitamos la oración d aquellos w se nos han adelantado.Animo

    ResponderEliminar
  3. Estimado Julio.
    Unidos en la fe y en el Amor todo se sobrelleva con paz, serenidad y alegría; esa alegría interna porque tenemos la certeza de que ella ya vive la vida eterna junto al Dios del Amor, del Perdón,de la Misericordia... El Señor te bendiga, guíe por lindos senderos y acreciente aún más tu fe. Con Él a tu lado nada debes tener."YO ESTOY CONTIGO"

    ResponderEliminar
  4. Me ha gustado mucho tu homilía. Es una lección para todos de celebrar la ida al Padre como algo bonito y para lo que estuvo preparada tu madre durante toda su vida. Te acompaño en el sentimiento humano y también en la celebración de Vida. Un abrazo, Ana

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias, Julio, por compartir tu ternura hacia tu rica familia, en estos momentos en que la vida te coloca en una especie de limbo, donde es tan difícil situarse y aceptar este revés de la perdida física de una madre que a la vez, ha sido tu casa espiritual. Ella ahora estará siempre presente. Un abrazo Paqui R. (Sta. Cruz)

    ResponderEliminar
  6. Gracias padre Julio por el regalo de la Eucaristía. Espero que el Señor le siga Bendiciendo y pueda seguir llevando el Evangelio a los más necesitados de Espiritu La paz.

    ResponderEliminar
  7. Gracias padre Julio por tus preciosas reflexiones que nos invitan a mirar sobre el sentido de nuestra vida. Mi mamá también solía decirme que tenemos que vivir con la maleta lista.
    En mis viajes, cuando llego a una nueva ciudad, comienzo a buscar una iglesia donde pueda adorar a Jesús en el Santísimo Sacramento. Me sorprendió encontrar varias Iglesias en Panamá para la adoración eucarística y la devoción del pueblo.
    Debemos difundir la devoción al Sagrado Corazón de Jesús los primeros 9 viernes del mes y la devoción al Sagrado Corazón de María los primeros 5 sábados del mes.

    g ü i d o

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario.
Un saludo.
Julio Roldán