jueves, 9 de abril de 2020

Oración recibida en mi correo


Como bien sabes, puedes hacerme llegar tus intenciones personales de oración.
Las tengo presentes en mi plegaria y en la eucaristía.
Estos días de confinamiento, 
y ahora especialmente en Semana Santa,
recibo numerosos correos escribiéndome peticiones. 
Hoy, en la bandeja de correo electrónico, me he encontrado con una plegaria.
Me ha conmovido y me ha emocionado la fe de esta persona.
Publico la oración, tal cual la he recibido. 
Me uno a esta oración.
Estamos unidos en la oración.
Espero tus intenciones.
Un abrazo, acompañando al Señor en su Pasión,Muerte y Resurrección

-----------------------------------------------------------------------

Buen día.
En mis intenciones pongo en la Presencia de Jesús 
a la humanidad entera,a mi familia,a mi Parroquia ,a todos los sacerdotes del mundo.
¡¡¡Danos Señor sacerdotes santos y enamorados de Jesús Eucaristía!!!

Toca nuestros corazones, Señor, para hacernos 
unos seres humanos más dóciles y atentos a tu Palabra.

Te pido por la salud de todas las personas que están sufriendo por esta pandemia,
dales Señor tu Luz y Fortaleza:
y por todas las personas que están arriesgando sus vidas 
para que todos los enfermos estén siendo atendidos 
y los que proveen a la sociedad de lo esencial para poder vivir.

Ayúdanos a vivir con Fe estos momentos de tribulación:
consuela y alivia nuestros sufrimientos.
Por nuestros gobernantes y los que tengan alguna responsabilidad:
ilumínalos, Señor, para que alivien las injusticias sociales que esta pandemia va a provocar.
Que sepan estar a la altura del problema 
y no dejen a nadie en la cuneta, de una manera especial a los más vulnerables.

Que el Espíritu Santo,me ayude a creer  y a verme  como Jesús me ve;digna,perdonada y amada.
Que estos día lo viva como una Eterna Pascua, 
ir al encuentro de Jesús muriendo y resucitando cada día
Yo también rezo por ti y por todos los sacerdotes de la Diócesis y del mundo entero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.
Un saludo.
Julio Roldán