miércoles, 1 de enero de 2020

Mi felicitación para ti en 2020




Desde la paz y gozo
de este primer día de 2020,
e inicio de una nueva década,
pido, lleno de confianza,
a Dios para ti y para mí:

Manos vacías para llenarlas con ilusión
de buenas y nuevas obras en el nuevo año,
para acoger, acompañar
con humanidad y humildad.

Corazón de puertas abiertas
para, desde el servicio, amar y ser amado,
sin amor no soy nada.

Ojos para contemplar con asombro
lo extraordinario en lo cotidiano,
para una mirada atenta y comprensiva.

Oídos atentos para escuchar con interés,
alegrías e inquietudes,
y hacerlos parte de mí.

Mente abierta a lo nuevo,
lo bueno y diferente,
a lo espontáneo y
a la autenticidad de ser uno mismo.

Pies en camino
para avanzar en libertad
y dar pasos nuevos
en el crecimiento humano y espiritual.

Palabras para animar y alentar,
para crecer en una comunicación
más humana y auténtica,
para unir y crear puentes de fraternidad.

Sonrisas para toda circunstancia,
para llevar siempre alegría y optimismo.

Disponibilidad para que Dios Niño
escriba cada una de las 366 páginas
del libro de este año 2020.

En definitiva, bendiciones divinas
para que tú y yo seamos bendición.

Un abrazo fraterno,
mi plegaria por ti y los tuyos,
y los mejores deseos de corazón,
tu amigo y hermano

Julio Roldán
Sacerdote Rector
Capilla de Adoración eucarística
Ermita de San Blas
Plaza de Santo Domingo
Las Palmas de Gran Canaria
1 enero 2020

capilladeadoracion.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.
Un saludo
Julio Roldán