lunes, 13 de mayo de 2019

Sobre la autorización de las peregrinaciones a Medjugorge

Varias personas me han hecho llegar la noticia de la autorización del Papa Francisco,el domingo 12 de mayo,para realizar peregrinaciones a Medjugorje.

Algo que debe quedar muy claro es que esta decisión  no supone reconocer la veracidad de las supuestas apariciones y mensajes que aún siguen siendo motivo de estudio por parte de la Iglesia.

Tampoco esta autorización es ninguna obligación para nadie ni tampoco debe crear una necesidad a nivel personal o institucional, para peregrinar a aquel lugar.

La principal peregrinación que todos debemos hacer es al interior de uno mismo, para conocernos mejor y de este modo descubrir a Dios en nosotros.

Conozco personas que su conversión nace de aquel lugar, creyentes con un testimonio de vida admirable.Pero también sé de quien viajó y regresó igual.Respeto de corazón a cuantas personas hayan ido a Medjugorge.

Para cada uno,el Señor tiene el momento,el modo y el lugar conveniente. Cada situación es distinta. La conversión es algo constante en el cristiano,hasta el momento de marchar de este mundo. Fruto de todo este proceso son las obras.

Sin embargo, como creyente, mi principal referencia en María, la encuentro en el Evangelio. Los pasajes bíblicos en que aparece la Madre del Señor son una gran fuente de espiritualidad mariana. La devoción a la Virgen siempre debe entenderse a su relación con Cristo,no puede apartarse de Él. Cristo,fue la última Palabra revelada. Después de El,ya no necesito ningún otro mensaje.Todo queda dicho y no hay ninguna necesidad de nuevas revelaciones. Hoy se hace más necesario que nunca acudir a las fuentes de la fe, fundamentalmente a la Escritura,la Palabra de Dios como nos anima y recuerda el Concilio  Vaticano II.

Personalmente,nunca he tenido interés en visitar Medjugorge. Tampoco ahora con esta autorización. Ni seré mejor ni peor que quienes decidan libremente ir. Lo más importante no es ir o no hasta allá,sino que tú y yo podamos crecer en las actitudes cristianas de María como son la disponibilidad,el servicio,la capacidad de entregar la propia vida al servicio del Señor, decir sí a su proyecto sobre ti y sobre mí.En definitiva, vivir una vida cristiana fecunda buscando siempre la voluntad divina.

Por otro lado, en conciencia y con todo mi respeto sé que el Señor, cuando me llame a su encuentro personal con Él,no me preguntará sobre las peregrinaciones hechas, sino sobre mi capacidad de amar y reconocerlo en los pobres, según nos recuerda Mateo en el capítulo 25, versículos del 31 al 46.

Este anuncio del domingo 12 de mayo fue hecho por el Nuncio Apostólico en Bosnia y Herzegovina, Luigi Pezzuto, y el arzobispo Henryk Hoser, visitante apostólico especial de la Santa Sede, durante la Misa en el Santuario-parroquial de Medjugorge.

El director interino de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Alessandro Gisotti, en respuesta a las preguntas de los periodistas indicó que la autorización papal debe ir acompañada de "atención para evitar que estas peregrinaciones se interpreten como autenticación de los acontecimientos conocidos que aún requieren un examen por parte de la Iglesia. Por lo tanto, debe evitarse que tales peregrinaciones creen confusión o ambigüedad bajo el aspecto doctrinal".

María,testigo de la Pascua del Señor,nos ayude a vivir con intensidad la alegría de la resurrección de Jesús.

Ella,mujer del Espíritu,nos dé el valor de seguir a Cristo en los acontecimientos sencillos de cada día,en la principal peregrinación: la vida misma. Me acojo a su intercesión, ella me acerque más y más a su Hijo.

Santa María,Madre del Evangelio,ruega por nosotros.

Sí lo deseas y crees conveniente puedes difundir este mensaje por todos los medios posibles.

Un abrazo fraterno,siempre disponible para cuanto necesites, unidos en la oración y el amor a la Madre que nos lleva siempre a Jesús

Julio Roldán
Sacerdote
Mayo de 2019

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.
Un saludo
Julio Roldán