martes, 2 de abril de 2019

Únete al Rosario por la paz el jueves 4 de abril


Liturgia - Rosario por la paz

Al recordar este próximo jueves 4 de abril  el centenario del fallecimiento de San Francisco Marto, siendo un niño de 10 años, nos unimos a un acto convocado por la Asociación "Mater Fátima", desde el Santuario Mariano de Fátima,en Portugal. Será en la Capilla de Adoración eucarística en la Ermita de San Blas el jueves 4 de abril a las 8 de la noche.

Para que no te pierdas detalle de este evento y facilitar una mejor comprensión del mismo, te invito a que dediques unos segundos para leer íntegro este importante mensaje hasta el final. Gracias anticipadas.

Este santo, Francisco Marto, es uno de los tres pastorcillos que dice haber visto a la Virgen María,junto a su hermana Jacinta y  su prima Lucía, en Cova da Iría, en Fátima (Portugal) entre el 13 de mayo a 13 de octubre de 1917.

De los tres videntes, Francisco es el más contemplativo. Con una gran sensibilidad eucarística disfruta visitando a Jesús en el sagrario, su único propósito: "consolar al Señor".

El Papa Francisco en la canonización de este niño junto a la de su hermana Jacinta, el 13 de mayo de 2017, hace ahora dos años, dice: "La Virgen Madre no vino aquí ( a Fátima) para que nosotros la viéramos: para esto tendremos toda la eternidad, a condición de que vayamos al cielo, por supuesto".

Añade también que "Fátima es sobre todo este manto de Luz que nos cubre, tanto aquí como en cualquier otra parte de la tierra, cuando nos refugiamos bajo la protección de la Virgen Madre para pedirle, como enseña la Salve Regina, «muéstranos a Jesús». No olvidemos, - según afirma el Papa Francisco - que "Dios nos ha creado como una esperanza para los demás, una esperanza real y realizable en el estado de vida de cada uno".

Como Sacerdote y como Rector de la  Capilla de Adoración eucarística en la Ermita de San Blas, en comunión con la Iglesia, haciéndome eco de muchas personas que me hacen cuestiones sobre estos temas,planteo las explicaciones en forma de pregunta-respuesta para poner luz sobre ello.


1.-¿San Francisco fue canonizado por haber visto a la Virgen?

Los santos videntes de Fátima y otros de distintas apariciones reconocidas oficialmente por la Iglesia, son reconocidos en su santidad no porque hayan tenido estas manifestaciones sobrenaturales de la Madre de Dios. Son reconocidos como santos porque su vida ha respondido a la voluntad de Dios, cada cual dentro de sus posibilidades y limitaciones.
En la homilía de canonización de Francisco Marto,el Papa hace referencia a los textos bíblicos de aquella eucaristía y no aparece ninguna referencia directa al mensaje recibido por los niños de parte de la Virgen.


2.- ¿Son dogma de fe estas apariciones? ¿Es obligatorio creer en ellas?

Las apariciones marianas reconocidas por la Iglesia, no son ningún dogma, ni obligan para nada a la vida de fe de los creyentes. Los dogmas marianos son: María,Madre de Dios (1 de enero), Virginidad de María, Inmaculada Concepción (8 de diciembre), Asunción ( 15 de agosto).

En este sentido,es importante el documento sobre "Mensaje de Fátima" de la Congregación de la Doctrina de la Fe,del 26 de junio del año 2000 que nos recuerda:
"Un mensaje así ( de apariciones marianas reconocidas eclesialmente ) puede ser una ayuda válida para comprender y vivir mejor el Evangelio en el momento presente; por eso no se debe descartar. Es una ayuda que se ofrece, pero no es obligatorio hacer uso de la misma.”


3.- ¿El rezo del Rosario es el único modo de dirigirme a la Madre de Dios? Si no rezo el Rosario ¿ Cristo se enfada conmigo o su Madre?

Para nada, ni es el único modo de devoción mariana ni nadie se enfada contigo, ni tampoco te vas a condenar,ni tampoco vas a ser peor por no rezar el Rosario. El Señor y su Madre se alegran contigo cuando aprendes a compartir y descubres a Cristo en los más desfavorecidos. Es importante repasar los textos bíblicos del Evangelio en los que se nos presenta la ternura y misericordia de Dios Padre con nosotros. Tampoco nadie es más que otros por rezar el Rosario. La salvación viene por nuestras buenas obras de caridad, al reconocer a Cristo entre los más pobres y necesitados.

El Rosario es un medio,no el único ni exclusivo,para manifestar el amor a la Madre del Señor. Cada creyente, según su propia espiritualidad, manifiesta su devoción mariana. La referencia fundamental y más importante es el Evangelio y las palabras de María: "Hagan lo que Él les diga". Es decir,la relación y mirada constante a Cristo.

Recordemos que el rezo del Rosario se atribuye a Santo Domingo de Guzmán en 1214. Pensemos por lo tanto,que durante mil doscientos años, más de la mitad de la historia de la vida de la Iglesia, muchos cristianos emplearían modos diversos de devoción mariana.

Comprendamos las palabras a los pastorcillos.Para unos niños era sencillo rezar de este modo,con el Rosario.Sin embargo,con la celebración del Concilio Vaticano II, es decir cincuenta años después de las apariciones de Fátima, se impulsa el regreso a las fuentes de la espiritualidad cristiana,siendo la principal la Palabra de Dios. Así pues, se invita a los cristianos a alimentarse de la oración desde la Sagrada Escritura.

En este sentido,el Concilio Vaticano II, por el que se rige hoy la Iglesia, recuerda sobre la Virgen: "El santo Concilio enseña de propósito esta doctrina católica y amonesta a la vez a todos los hijos de la Iglesia que fomenten con el culto a la Santísima Virgen, particularmente el litúrgico; que estimen en mucho las prácticas y los ejercicios de piedad hacia ella recomendados por el Magisterio en el curso de los siglos y que observen escrupulosamente cuanto en los tiempos pasados fue decretado acerca del culto a las imágenes de Cristo, de la Santísima Virgen y de los santos".



4.- ¿El mensaje de Fátima sigue siendo actual?

El mensaje fundamental es la conversión y la paz. Mensaje actual porque la conversión es a lo que estamos llamados los creyentes toda la vida, especialmente en este tiempo de Cuaresma. Actitud fundamental y necesaria para hacer realidad la conversión pastoral a la que nos invita actualmente el Papa Francisco. Todos somos pecadores,lo refleja muy bien el Ave María cuando le decimos a la Madre: la oración "Ruega por nosotros, pecadores".

Por otro lado, la necesidad de la paz. Las apariciones surgen en 1917, tiempo en que el mundo estaba viviendo la primera guerra mundial. Hoy, un siglo después, numerosos países de los distintos continentes, presentan lamentablemente un triste panorama de conflictos bélicos.Más que la guerra, el terrorismo internacional es actualmente una grave y constante amenaza para todos los habitantes del planeta.

Es importante orar por la paz. Pero aún más fundamental es construirla, recordemos las palabras de Jesús cuando dice: "Bienaventurados los que trabajanpor la paz, porque ellos serán llamados hijos de Dios". Se trata de ser portadores de ella en los gestos sencillos de cada día empezando por algo tan sencillo como acoger opiniones distintas a las nuestras, así como superar todo aquello que nos aleje de los demás.


5.- Al acoger el mensaje de Fátima, ¿ hay que cuidar los extremismos?

Todo extremismo,venga de donde venga, siempre es negativo. En el medio está la virtud. Los cristianos creemos en la segunda venida de Cristo, así lo afirmamos en el Credo: "Y  vendrá de nuevo a juzgar a vivos y a muertos". Pero también,recordemos las palabras de Jesús cuando afirma que no sabemos "ni el día ni la hora". 

Cuidado por tanto, con aquellas personas que solo viven preocupados, y con exceso, pensando que en un tiempo ya próximo habrá desastres y catástrofes. Como decía San Juan XXIII,al inaugurar el Concilio, hace ahora más de medio siglo: "Nos parece justo disentir de tales profetas de calamidades, avezados a anunciar siempre infaustos acontecimientos, como si el fin de los tiempos estuviese inminente".

Dios mira con ternura y amor nuestro mundo, al que le falta aún mucho para ser la casa común de la humanidad y anticipo de " los cielos nuevos y la tierra nueva". Oremos por todos los seres humanos,pero también crezcamos en sensibilidad social para hacer que todo vaya mejor.

Tampoco en el mundo todo es malo...Muchas personas,sin ser creyentes,viven más comprometidos con la sociedad de hoy que nosotros los mismos cristianos. Veamos con equilibrio, moderación y sin miedo, cuanto nos rodea,viendo una oportunidad para trabajar y hacer presente el Reino de Dios.


Tras todas estas convenientes aclaraciones concluyo invitando a unirnos con espíritu eclesial y universal a la iniciativa de la asociación "Mater Fátima" con  los cristianos de la Diócesis portuguesa de Leiria-Fátima. Para ello tendremos una Liturgia-Rosario por la Paz este jueves 4 de abril a las 8 de la tarde en la Capilla de Adoración eucarística en la Ermita de San Blas,junto a la Plaza de Santo Domingo,en Las Palmas de Gran Canaria.


Junto a la oración,desde Fátima se nos invita a ayunar este jueves. Podemos practicarlo de distintos modos: no ver televisión, no usar el móvil, no hablar mal de nadie...También podemos ayunar de alimento. Para quienes opten por este modo, invito a ir a adorar a Jesús Eucaristía de 2 a 4 de la tarde. Es la hora de comer y el tiempo más difícil de cubrir. Por tanto,los minutos que invertirías en preparar el almuerzo,en comer puedes emplearlo para orar. Y lo que te hubiera costado la comida, compártelo con los más pobres y necesitados,un gesto portador de paz.


Para quien no pueda asistir al Rosario por la paz,  podrá seguirlo por medios de comunicación católicos.En la Capilla no habrá ninguna conexión en directo por cuestiones técnicas, tampoco usaremos auriculares de ningún tipo ya que nos estaremos uniendo espiritualmente a la misma hora de Fatima y con el mismo esquema de oración que emplearán en el Santuario mariano.


Quienes deseen unirse al Rosario por la paz y no puedan ir el jueves ni tampoco seguirlo por los medios, se les invita a unirse espiritualmente en cualquier momento del día y en cualquier lugar.


Tras la alegría y la gratitud por la buena respuesta por las "24 horas para el Señor" celebrado este pasado viernes, habiendo sido  una gran bendición esta iniciativa,deseo que este acto del próximo jueves 4 de abril sea una ocasión privilegiada para sentir el amor y la ternura del Señor,a través de la mediación de la Madre de Dios.

Tras el Señor, a quien deseo poner siempre en primer lugar en mi vida, amo profundamente a la Madre del Señor, Reina de los Apóstoles, Madre de los Sacerdotes, modelo de vocación y entrega, tan estrechamente vinculada a mi sacerdocio. Una muestra de ello es que mi aniversario sacerdotal es cada 25 de marzo, día de la Anunciación. Me encomiendo a su poderosa y maternal intercesión.

Concluyo con las palabras del Papa Francisco el día de la canonización del santo niño Francisco Marto: "Que, con la protección de María, seamos en el mundo centinelas que sepan contemplar el verdadero rostro de Jesús Salvador, que brilla en la Pascua, y descubramos de nuevo el rostro joven y hermoso de la Iglesia, que resplandece cuando es misionera, acogedora, libre, fiel, pobre de medios y rica de amor".


Gracias por tu tiempo para leer este mensaje.
Te invito a que lo difundas por todos los medios posibles.


Un abrazo fraterno y siempre a tu disposición,unidos en Jesús Eucaristía

Julio Roldán
Sacerdote Rector
Capilla de Adoración eucarística
Ermita de San Blas
Plaza de Santo Domingo
Las Palmas de Gran Canaria
2 de abril de 2019
capilladeadoracion.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.
Un saludo
Julio Roldán